Consejos

Ajusta y repara tus lentes en casa

¿Tus lentes se acaban de dañar y quieres ahorrarte algo de dinero? ¡En este post aprenderás cómo reparar y ajustar tus lentes en tu propia casa!

Imagina este escenario: estás en la puerta de tu hogar listo para salir y de repente tu roommate, tu pareja o algún familiar, te golpea por la espalda intentando salir y hace que tus lentes salgan volando y caigan al piso.

 

¿Te ha pasado algo similar?

Si es así, quédate tranquilo porque en este post te enseñaremos cómo arreglar tus gafas desde la comodidad de tu casa.

Ya sea que tengas una patilla rota, un tornillo suelto o si el problema es que se deslizan tus lentes, recuerda no aplicar demasiada fuerza, tomate tu tiempo y hazlo con calma para no dañar aún más los lentes.

Pero antes de continuar tienes que saber que intentar arreglar o ajustar los lentes por tu cuenta no es una tarea fácil, así que te recomendamos que veas el vídeo completo que tienes abajo para que logres identificar el paso específico que resuelve tu problema.

 

 

¡Ahora sí estamos listos para reparar nuestros lentes!

 

1. Ajustar las patillas de tus lentes

Lo primero que vamos a enseñarte es como ajustar las patillas de tus lentes. Esto te va a servir si las patillas están chuecas.

 

Ajustar una montura de metal

 

Hacerlo es bastante fácil, si el marco de tus lentes es de metal, simplemente aplica un poco de presión sobre la pata de metal y dóblala hasta que regrese a su posición original.

Pero ten cuidado de no presionar demasiado el extremo de la pata, ya que eso va a generar una mayor presión sobre la bisagra y así es como muchas personas rompen sus lentes.

En lugar de usar tus manos, es mejor si agarras unos alicates de punta de aguja para aplicar presión en los puntos específicos. Un consejo profesional es usar un paño de lentes para envolver las puntas del alicate, y así evitar rayar o dañar la capa exterior del marco.

 

Ajustar una montura de acetato

Si necesitas ajustar unas monturas de acetato tienes que calentar las patillas para que sean moldeables.

Puedes hacerlo de dos formas:

  • Con una secadora de pelo para calentar el marco fácilmente.

  • O con un poco de agua caliente (pero no hirviendo).

 

En ambos casos, debes calentar los puntos donde necesitas ajustar el marco, pero ten cuidado de aplicar demasiado calor, ya que lo puedes dañar. De igual forma, también ten cuidado de dar demasiado calor directamente a las lunas, puesto que puedes malograr cualquier tratamiento en su superficie, como el antireflex.

Después de calentar el acetato, aplica presión con las manos para moldear los brazos a la posición deseada.

¡No uses pegamento! Si rompiste tus lentes por aplicar demasiada presión o calentar mucho la patilla, no intentes usar pegamento. En vez de eso, usa cinta adhesiva o, mejor aún, utiliza cinta aislante de forma temporal hasta que puedas comprar un marco nuevo.

 

ir-a-catalogo-optimania-ver-monturas

 

2. Ajustar los tornillos de las patas del lente

 

Es normal que con el uso y el paso del tiempo las bisagras de tus lentes comiencen a aflojarse, lo que puede llegar a ser muy molesto, pero por suerte es muy fácil de reparar.

Para hacerlo solo necesitas un mini destornillador para apretar los tornillos de las bisagras, pero, ¡ten cuidado! Si aplicas demasiada presión mientras tu mano está debajo del destornillador, es posible que el tornillo salte y termines lastimándote.

De igual forma, ten en cuenta que los tornillos son muy pequeños, por lo que, si se caen, probablemente no logres encontrarlos.

Si ya has perdido el tornillo o no tienes un mini destornillador, puedes meter un palillo de dientes en la bisagra y luego romperlo para mantenerla en su lugar. Otro truco es pasar un hilo dental a través de la bisagra y atarlo en ella.

 

Ten en cuenta que estos consejos son soluciones momentáneas mientras compras un nuevo par de gafas o las herramientas necesarias para repararlas.

 

3. Colocar nuevamente la luna en la montura

 

¿Se salió la luna de la montura de tus lentes? ¡No te preocupes! Es muy fácil volver a encajarla, pero la manera de hacerlo depende del tipo de marco. Veamos tres ejemplos:

 

 

  • Montura de marco completo: en este caso, solo debes empujar la luna con un poco de fuerza hacia atrás desde la parte delantera.

  • Marco semi al aire: para este tipo de marco solo necesitas algo delgado y resistente, como hilo de pescar o hilo dental. Intenta alinear el borde de la luna con el marco y desliza el hilo alrededor del nailon. Luego arrastra el nailon sobre el borde hasta que encaje en su lugar y termina sacando el hilo.

  • Marco al aire: por último, si el marco de tus lentes es al aire, te recomendamos que los lleves al lugar donde los compraste, ya que este tipo de monturas son difíciles de reparar. Es importante que sepas que la mayoría de ópticas ofrecen este servicio en algunos casos sin ningún costo.

 

banner-buscador-de-opticas-optimania

 

4. Nivela tus lentes

 

Si tus lentes están un poco doblados y no tienen su forma normal, los siguientes consejos te ayudarán a mejorarlos. En primer lugar, póntelos para ver cómo te quedan ¿Los sientes un poco apretados detrás de las orejas? ¿Se te caen por la nariz? ¿Los ves chuecos?

 

Lentes torcidos o fuera de su lugar

 

Si el problema es que están un poco fuera de lugar o los ves torcidos, solo tienes que doblar un poco las patas en direcciones opuestas para nivelarlas. También puedes colocarlos sobre una mesa para ver si están en equilibrio y doblar las patas hasta que descansen uniformemente sobre ella.

 

¡Importante! Cuando te pones los lentes, es posible que no queden perfectamente equilibrados sobre tus orejas. Esto se debe a que nadie tiene las orejas completamente simétricas, así que es normal que tengas que hacer algunos pequeños ajustes para que las gafas te queden bien. Te recomendamos que lo hagas frente a un espejo hasta conseguir un resultado con el que estés contento.

 

Lentes que se deslizan por la nariz

 

Si el problema es que los lentes se deslizan constantemente por tu nariz, probablemente necesitarás ajustar las patas que están justo alrededor de las orejas. La manera de arreglarlo depende del tipo de marco:

  • Marco de acetato: calienta las patas con un secador de pelo o agua caliente para ajustarlos fácilmente.

  • Marco de metal: puedes doblarlo con los pulgares hacia abajo para que se coloquen detrás de las orejas.

En ambos casos, la idea es que las patas actúen como ganchos y eviten que los lentes se deslicen por tu nariz cuando miras hacia abajo.

 

 

5. Ajusta las almohadillas de tus lentes.

 

Si tus lentes cuentan con almohadillas para la nariz, solo hacen falta algunos pequeños ajustes para que te queden mejor. Para realizar los siguientes ajustes puedes utilizar tus dedos, pero es mucho mejor si tienes algún tipo de alicate a mano. Veamos cómo puedes arreglar las almohadillas de tus lentes:

  • Si tus lentes se deslizan hacia abajo, significa que las almohadillas están demasiado espaciadas. Para solucionarlo, necesitas girarlas hacia adentro.

  • Por el contrario, si están presionando demasiado tu nariz, dóblalas hacia afuera.

  • Si las almohadillas se sienten muy sueltas, por lo general solo tienes que apretar el tornillo para mantenerlas en su lugar.

 

¿No te funcionaron estos consejos?

 

Quizá sea el momento de comprar unos lentes nuevos

Te regalamos un cupón de descuento por el monto pagado en tu examen de medida de vista. Visita este enlace y podrás generar tu cupón.

 

Encuentra un lugar para medirte la vista.

Usa nuestro buscador de ópticas haciendo clic aquí.

 

¿Estás cansado de pagar tanto por tus lentes de medida? ¡Compra en Optimania!

Únete y obtén S/ 20 de descuento en tu primera compra.